Lunes, 24 de junio de 2013

Ingenuo de mí, que creía que el patriarcado autoritario empezaba a ser una enfermedad de tiempos pasados y resulta que no: es un virus que lejos de haber perecido, ha permanecido vivo y se afianza de nuevo y con renovado vigor a los pilares de esta ya de por sí maltrecha suciedad (perdón, sociedad). Eso es lo que escupe, a grandes pinceladas, un nuevo cáncer social con ecos del pasado, apestoso y purulento llamado feminazis, que nos asola contaminando todo a su paso y haciéndonos reír a partes iguales. ¿Tienen tanta mala leche como parece? ¿Han follado poco o mucho y mal? ¿Van siempre en grupo como si de una piara de cerdas parideras se tratara? ¿Es que no comen All-Bran? ¿Si me las cruzo en el Mercadona y las miro conteniendo un rictus de menosprecio florido me harán pupita?


Bien, tampoco nos vayamos a extrañar demasiado; si han reconocido públicamente que son por voluntad propia unas brujas y unas putas, no solo no hay nada que temer al respecto puesto que ya hay remedios certeros para combatir estos males del tres al cuarto, sino que ya hemos avanzado más de lo que jamás nos hubiéramos atrevido a soñar. Lo que también hace que visite con más asiduidad de la acostumbrada la taza de mi retrete, es que este grupito de libertarias gritonas piden la unión a su causa, si es que a este refrito esperpéntico se le puede llamar de alguna manera, a todos los colectivos de lesbianas y transexuales que, de una manera o de otra, se hayan sentido ultrajados por ese supuesto patriarcado existente. ¿De verdad creéis que os necesitan?


Os podríais haber erigido contra el machismo islámico, cerril y despreciable. O contra la práctica de la ablación de los genitales femeninos, un acto que es incluso más repugnante que vosotras mismas. Y es que al final sois iguales, ni mejor ni peor, que aquello que condenáis y contra lo que decís que lucháis. Ojalá pudiera entenderos, o mejor aún: ojalá pudiera agruparos en un mismo sitio a todos vosotros y vosotras: feminazis, machistas, anarcofeministas, misóginos, homófobos, nazis y demás escoria de similar índole, para que os pudierais matar a vuestras anchas hasta que no quedarais ni uno.


Porque todavía existimos personas que, indistintamente de nuestra orientación sexual, el cerebro nos funciona con normalidad y nos gusta vivir en un mundo más limpio y salubre. 



En un mundo sin basura.


 


Tags: Feminazis, feminismo, machismo, homofobia, basura

Regurgitado por Cabronidas @ 18:04
Supuraciones (13)  | Enviar
Supuraciones
Publicado por lizzie
Lunes, 24 de junio de 2013 | 23:07

 Feminazi?? no sabía que existía ese animal en la jungla asfáltica ....y es peligroso, o se mata fácil?? jajjajajjajaja

Publicado por Cabronidas
Martes, 25 de junio de 2013 | 16:08

No sé, Lizzie. Ya sabes: perro ladrador, poco mordedor. Aunque nunca se sabe y seguro que no llevan bozal.Divertido

Publicado por Oratio
Martes, 25 de junio de 2013 | 19:20

Me parece que no te enteras de "ná". También hay tíos que somos feminazis, cerdito de dos patas.

Publicado por Cabronidas
Martes, 25 de junio de 2013 | 19:43

Lo sé, Oratio. Me lo dijo Virginie Despentes el día que fui a comprar sus servicios cuando ejercía de prostituta. Nunca me perdonó que me largara sin pagar. En cuanto a los tíos feminazis... No sé... No acabo de ubicaros en todo ese delirio trasnochado y risible empapado de misandria que regurgitan las feminazis.NO!

Publicado por Sincopada
Mi?rcoles, 26 de junio de 2013 | 7:59

No soporto a las feministas. Tampoco a los machistas, ni a los fascistas ni a los comunistas; en general todos los-istas me producen ataques de caspa y ganas de violentarme por igual. Las posturas radicales (a no ser que sean en la alcoba) a mi edad ya me empiezan a parecer instransingentes vengan de donde vengan, y difícilmente defendibles.

Mi primo (el pobre animalico) vive con una feminazi radical, y a veces le miro y no sé dónde está escondido, porque no es el mismo. Luego, claro, quedamos para tomar unas birras y me cuenta sus andanzas extraconyugales, momentos en los cuales las mozas le tratan con cariño y sin látigo, y se nos saltan las lágrimas....de la risa.

Este es un mundo de desigualdades, a muchos niveles, pero aun hay prioridades por las que luchar.

Kisses.

Publicado por Cabronidas
Mi?rcoles, 26 de junio de 2013 | 15:23

Sinco, échale una mano a tu primo, mujer. O contrata a un grupillo de machistas o misoginos que hagan desaparecer a la feminazi. Total, si entre ellos se exterminan.hacer pedazos

Publicado por Sincopada
Mi?rcoles, 26 de junio de 2013 | 21:44

Calla, calla, que lo peor de todo es que LES PRESENTÉ YO!!!! Y mi primo dejó a un primor de mujer (que ahora es más familia mía que él mismo, Másqueperra en la sombra) por un huesarraco duro de roer que ni dios soporta...no entiendo cómo puede él. Pregúntales a Kitty y a Salamadra, ya verás qué amor le tienen a la feminazi...saltan chispas cada vez que hablamos de ella.

No sabes la de veces que me he maldecido por socializadora y metomentodo...un asco.Splat (jajaja, joder, q risa con los caretos, me ha encantao!! y mira q los odio!!) 

Publicado por goodbye kitty
Jueves, 27 de junio de 2013 | 18:14

Sinco, subscribo lo de la feminazi. Cabrónidas, con decirte que le llamamos la "mata de habas"... te lo he dicho todo. Sosa, mandona, y practicante del hijoputismo. Sinco, lo de hacer de alma socializadora...sí, tienes que ir quitándote, desde el cariño más profundo te lo digo, porque luego tenemos prendas como ésta adosadas.

Publicado por Cabronidas
Jueves, 27 de junio de 2013 | 19:11

Jajaja, seguro que "la mata de habas" es admiradora de Valerie Solanas y su libro de cuna es "Teoría King Kong".Divertido

Publicado por Blue
Jueves, 27 de junio de 2013 | 23:42

Son pocas, pero gritan mucho y ocupan puestos de decisión importante y nada proporcional a las simpatías que despiertan en la calle.

Lo están ensuciando todo y hay que combatirlas, o combatirlos, que tembién hay muchos hombres feministas. No son más que acomplejadas ruines.

Te dejo un vídeo de una femiartista. A ver si eres capaz de soportarla a ella y a sus decisiones, jaja.

http://www.youtube.com/watch?v=BSh3FDuLOyg

Saludos.

Publicado por Cabronidas
Viernes, 28 de junio de 2013 | 2:07

Acabo de ver el vídeo, Blue. Es una demostración innegable de que, de algo tan cotidiano y normal como patear por la ciudad a partir de las doce de la noche, se puede hacer una enorme paja mental. Si algo se puede extraer del vídeo de esta pobre flipada, es que te pueden ocurrir cosas malas a medianoche. ¿Y por el día no?Muchas risas

Publicado por Janice
Viernes, 19 de julio de 2013 | 12:44

Eres el típico machito que confunde el feminismo con el hembrismo. Qué pena.

Publicado por Cabronidas
Viernes, 19 de julio de 2013 | 12:57

¡Hostia! Yo me pensaba que este post no daba más de sí. A ver, Janice (bonito nombre), en este artículo en ningún momento se nombra o se habla de feminismo; de hembrismo sí, y sé diferenciar entre ambas mierdas. Ahora bien, puede que algún día me dé por poner a parir el feminismo... O no. Dependerá de lo que me salga de la polla en ese momento. Qué pena.