Lunes, 20 de julio de 2015

—No veas cómo fumas. Esa mierda te matará antes de tiempo: no llegarás a viejo.
—De algo hay que morir.
—Pues cuando vuelvas a cruzar la carretera lo haces sin mirar, "desgraciao", que no vales ni para estar vivo.


Regurgitado por Cabronidas @ 18:35
Supuraciones (2)  | Enviar
Jueves, 16 de julio de 2015

Inés tiene cincuenta y dos años de edad y trabaja en la gasolinera aledaña al supermercado de enfrente de mi casa. El domingo pasado, día 12, le tocaba trabajar de tarde y sobre las 17 horas y 23 minutos, me envió un wasap. Esta fue la conversación exacta, palabra por palabra:


—Cabrónidas, baja al portal y sal a la plaza de la comunidad que algo está pasando.
—Sí, claro. Si a lo mejor no estoy en casa.
—Sí que estás que te he visto meter el BMW en el parquin hace un rato. Algo ha pasado porque están los bomberos, los municipales, los mossos y la ambulancia del SEM. Está todo el mundo.
—¿Y los SWAT no están?
—Sí, los SWAT también están, no te jode.
—Pues como no vengan Los Vengadores o La Patrulla X... Por los SWAT no me asomo ni al balcón.


Al cabo de un par de minutos, Inés me envía una foto en la que veo a un camión de bomberos en medio de la plaza de la zona residencial en la que vivo, debidamente afianzado mediante los gatos delanteros y traseros. La escalera telescópica está extendida hasta un cuarto piso con un bombero en el interior de la cesta de salvamento.


—La foto es de mi primo, que dice que están sacando a su vecina. Lo que no sé por qué la están sacando por el balcón. Ya no hace falta que bajes.
—Tendrá complejo de Spiderman. Pasa más a menudo de lo que nos pensamos.
—No te rías, eh, que me parece que están sacando a la mujer aquella que va en la silla esa motorizada.
—Como el profesor Charles Xavier, pero sin motor.
—Y dale.


Finalmente, me asomé al balcón, que da a la parte contraria en donde estaba ocurriendo todo. La policía local cortaba el tráfico para que el resto de efectivos de emergencia y seguridad allí presentes, pudieran largarse sin complicaciones de la plaza que, desde mi posición, quedaba en la parte trasera de la zona residencial. Me llegó otro wasap de Inés:


—Pobre. Ya sé por qué la han sacado por el balcón. Ahora ya se van todos, ¿no?
—Sí, hasta los SWAT se van. No veas como te coscas de todo hasta cuando no estás.
—Pues mira tú, y sin superpoderes.






Tags: Bomberos, mossos, SEM, rescate, wasap

Regurgitado por Cabronidas @ 12:20
Supuraciones (4)  | Enviar
Domingo, 12 de julio de 2015

El verano es un ente indócil. Se empeña una y otra vez en trastocar intenciones y propósitos. No es que haga planes a largo plazo, pero siempre tengo algo que hacer... o lo busco. Estar no haciendo nada es imposible, o cuanto menos, ambiguo. Yo tenía ganas de seguir desgranando párrafos con cierta regularidad, amén de que todavía hay borradores de Vivencias en la barra de un bar esperando ver la luz, y otras monstruaciones respirando pacientemente, aletargadas. Las semanas previas al verano sobrevinieron menesteres inesperados que me alejaron de la letra impresa. Algún que otro problema ahora ya resuelto, obligaciones de última hora ya cumplidas, y algunas tentaciones en las cuales me lancé de cabeza con éxito y una sola decepción asumible. Y ahora que vuelvo a tener el tiempo en mi mano para ir dejándolo escapar a mi antojo, llega esta bestia ígnea de zarpazo rusiente y con ella la segunda edición del Rock Fest. El verano pudiera ser la estación de la monotonía, ese tiempo donde todo parece ralentizarse y se descubren caminos que conducen a umbrales desconocidos e inexplorados. Pero también nos engaña y desobedece nuestros designios, porque en cada una de sus formas yace lo imprevisible. De tal modo, que me dejaré llevar y reanudaré la actividad del blog un poco antes del equinoccio de otoño, cuando el verano, ente indócil, vuelva a apagarse.



Tags: verano, vacaciones, ociosidad

Regurgitado por Cabronidas @ 13:21
Supuraciones (8)  | Enviar
S?bado, 04 de julio de 2015

—Quiero tener un hijo —me dijo ella entre sollozos—, aparte de que eso salvaría mi matrimonio. Entonces constaté que los niños eran el consuelo de la mayoría de esposas infelices.


Tags: matrimonio, niños

Regurgitado por Cabronidas @ 16:20
Supuraciones (6)  | Enviar