Viernes, 21 de septiembre de 2012

Soy un tipo feliz y satisfecho: follo con cierta frecuencia sin pagar y sigo teniendo erecciones rudas y viriles; defeco con la consistencia adecuada y hacienda no me persigue; la música endulza mi vida para desdicha de mis vecinos que no entienden que hay ritmos más allá de los 40 principales; aun tengo motor para aguantar dos horas de concierto de Anthrax y me atiborro de comer sin engordar como si cada día me viera abocado a una fiesta de gula sádica.


No debiera haber motivos para el odio, pero aborrezco hasta el vómito la canción que os dejo a continuación. Semejante bodrio musical ya se puede sumar a la ya kilométrica lista de canciones pop que pasarán a la historia por ser uno de los laxantes más efectivos jamás conocidos. Tal despropósito casa en asco con otras canciones de nula calidad, como un limón y medio limón, antes muerta que sencilla, tengo un tractor amarillo y todas las canciones habidas y por haber de ese burdo y risible subgénero mononeuronal llamado reguetón. Canciones profundas, con mensaje, de enorme calado social; de aquellas que enaltecen el espíritu y conmueven el alma y que permanecen imperecederas ante el imperturbable paso del tiempo.


Detesto profundamente ese registro de voz lánguido que arrastra las palabras y fluctúa odiosamente entre la melosidad y la gangosidad. Esa letra pretenciosa que sugiere con altibajos de manera vacía y sin originalidad, como una mala película erótica visionada mil veces hasta el hastío, solo apta para nenas cuyo único vínculo con la realidad es el móvil, el Facebook, y soñar que están dentro de esa canción y dentro de ellas la polla de Cristiano o de alguna estrella del cine.


Hace tiempo, la música era una dama ante la cual te arrodillabas. Ahora es una puta a la que se han follado demasiadas veces.


Ya no tiene nada que ofrecer.


Tags: canción, truño, Pereza, música, pop

Regurgitado por Cabronidas @ 13:33
Supuraciones (10)  | Enviar
Supuraciones
Publicado por goodbye kitty
S?bado, 22 de septiembre de 2012 | 10:46

qué perezaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.... me da!!!

y además el bodrio vídeo ha destrozado mis planes de invitarte a comer macedonia cortada en forma de corazones mientras suena música de la que todavía nos hace supurar los poros.

Cabronidas, los moldes tienen eso, la moda pret a porter también, pero tienen público. Bobo, eso sí. Vanagloriémonos de no ser parte de esos bobos y comamos fresones salvajes.

Publicado por Cabronidas
S?bado, 22 de septiembre de 2012 | 13:38

¡Ah, kitty! Si llego a saber de tus planes, a tan solo intuirlos, hubiera puesto el video original, pero no hace mucho pillé un empacho de caracoles que aún dura. Aunque podemos trasladar la invitación para la castanyada Sonrisa)

Moldes hay tantos como gustos, no diré que no, que tienes razón. Ahora bien, la gente moldeable es más numerosaSonrisa Gigante

Publicado por goodbye kitty
S?bado, 22 de septiembre de 2012 | 17:30

... mmmm pues mira castañas y cerezas son las dos únicas cosas con las que no tengo freno

Publicado por Cabronidas
S?bado, 22 de septiembre de 2012 | 19:22

Quedémonos sin freno pues. Devoremos castañas y cerezas como si lo fueran a prohibir. Precipitémonos en esta inesperada travesía cuyo final ha de ser sólo un principio.Brindis

Publicado por Cosa
Jueves, 21 de enero de 2016 | 13:42
Lo que queda es no escucharlas más en la vida. Al paso que vamos la memoria musical de estos tiempos será inexistente. Nada bueno para recordar.  Saludos
Publicado por cronicas vienesas
Jueves, 21 de enero de 2016 | 15:18

Te has dejado la Macarena y María Jesús y los pajaritos!  Niño, te quejas de todo. Qué más quieres, si lo importante es que defeques bien para que no te salgan almorranas, que folles y que comas, de eso va la vida, lo demás son naderías. La canción que has puesto es una birria, las de Bisbal para mí también, pero niño, hay algunos que aún hacen buena música. Ay, anda, céntrate en las cagadas y todo lo demás y verás como no te cabreas, te lo diría hasta el Dalai Lama :P

Besos
Celia 

Publicado por Cosa
Jueves, 21 de enero de 2016 | 19:17

Pues a mí me gusta. 

Ale, ya puesdes odiarme algo más que lo justillo. Tongue

Pd.: ¿no has visto el vídeo erótico-festivo de esta canción? Igual lo ves y cambias de opinión, te estriñes de repente, follas con menos regularidad... xD

Publicado por Cabronidas
Jueves, 21 de enero de 2016 | 22:40

Celia, nunca dejemos de quejarnos que es gratis. No tendríamos que haber dejado que la música se prostituyera de semejante manera. Sonrisa Gigante KAI

Ch M, la canción es horrible pille por donde se pille y la voz lo siguiente. Lo único que se salva del vídeo es que es ligeramente didáctico; parece un documental cutre de la National Geographic. Pero no puedo odiar a nadie que sea de la misma ciudad que mis amados SA. Demonio

Publicado por cronicas vienesas
Jueves, 21 de enero de 2016 | 23:24

Dímelo a mí que me quejo todo el día. 
Cabrónidas, tengo que decírtelo: choca la leche ver tu foto en google plus y acto seguido leer que tienes erecciones viriles y tal, hostias, si te pusieras una foto donde salieras algo más favorecido te tirabas diez en un día , si ya así te va tan bien... uf. Enhorabuena, eres un as :P

Publicado por Cabronidas
Viernes, 22 de enero de 2016 | 1:31

Celia, no es que me avergüence de mi profunda fealdad facial, que es totalmente extrema, pero por respeto a las cosas bellas de este mundo y no alterar la normalidad de lo cotidiano, hay cosas que no se deben mostrar. caida de mandibulas