Mi?rcoles, 19 de diciembre de 2012

¡Ah! ¡Las cajeras del súper! Mi madre aún se pregunta cómo es que me gustaba tanto ir a comprar con ella a aquel supermercado. Qué suerte la mía, el haber disfrutado en mi lejana infancia de aquella cajera de nombre afrancesado. Por aquellos tiempos tan tiernos yo tenía tres años y me sentía irremediablemente atraído por ella. Una vez más, anhelante, me aproximaba a la caja de cobro cogido de la mano de mi madre. Yo daba cuatro pasos por dos de los suyos; nuestras siluetas negras contrastaban con el intenso resplandor que se colaba por las cristalerías del complejo, destruyendo a nuestro paso haces de luz que perfilaban millones de partículas de polvo en suspensión.


Todavía no sabía hablar con corrección pero me gustaba pronunciar su nombre, Elise... Elise... Elise... Hasta que se daba la vuelta con una sonrisa inundándole el rostro y dejaba caer sobre mí una cálida mirada llena de ternura y afecto. En ese preciso instante, el tiempo parecía detenerse y todo quedaba desenfocado salvo ella. Una V perfecta dibujaba un escote tras el cual se parapetaban dos pechos enormes y turgentes que pugnaban por salir. ¡Qué prodigiosa simetría erótica! ¡Qué incontestable supremacía mamaria! Quería que aquel momento no acabara nunca y deseaba, como siempre que contemplaba hipnotizado aquel escote sugerente, sumergirme entre aquellos dos senos generosos, que de ser tinajas contendrían sin lugar a dudas litros de agua divina.


Pese a la fugacidad del momento, aquellas sensaciones se volvieron a clavar en mí con la calidad de lo único e irrepetible, puesto que cada vez que sucedía, las sensaciones, aunque placenteras e intensas, nunca eran las mismas. Y aquel momento, en efecto, hubiera continuado siendo perfecto de no ser porque Elise, pellizcándome con delicadeza uno de mis sonrosados mofletes hasta el punto de deformarme la carita, me arrancó de mi ensimismamiento exclamando: ¡Hay que ver, pero que niña tan mona!


 


Tags: supermercado, cajera, tetas, senos

Regurgitado por Cabronidas @ 13:15
Supuraciones (15)  | Enviar
Supuraciones
Publicado por loli
Mi?rcoles, 19 de diciembre de 2012 | 14:36

 Que divertido lo que cuentas jajjaaja, eso que te pasó es porque eras un niño muy guapo, ¿has vuelto a ver a la cajera de mayor?. Un abrazo.

Publicado por Cabronidas
Mi?rcoles, 19 de diciembre de 2012 | 16:54

Loli, pues no la he vuelto a ver, la verdad. Aún hoy me pregunto qué hará o dónde estará. No me la quito de la cabeza; a ella y sus tetas.Sonrisa Gigante

Publicado por Galia B.
Mi?rcoles, 19 de diciembre de 2012 | 17:08

¿Qué niña tan mona?  RollEyes si eras uno de esos angelitos con caracoles en la cabeza entiendo que pellizcase tus mofletes, aunque también entiendo tu instinto, el de meter tu hocico entre sus senos. ¡Nadie puede resistirse a los pechos de una mujer! más cuando el escote es en forma de V. No me preguntes por qué, pero me ha venido a la cabeza una película de Pajares y Ozores Ojos locos 

Publicado por Cabronidas
Mi?rcoles, 19 de diciembre de 2012 | 18:44

Ah, Galia... Ozores... Ese tipo me hacía reír de lo lindo. Desde ese día en el súper, venero los escotes y las tetas grandes.Demonio

Publicado por Sr.Perez
Jueves, 20 de diciembre de 2012 | 11:15

Cuando era más mayorzote y por casualidades que se dan, acudí a un Carrefour dos días seguidos, dándose ambos días la coincidencia de encontrarme en la caja a la misma moza pelirroja que me sonreía con sus labios y me apuntaba con sus grandes pechotes.

Claro, fui un tercer día, pero ya no por comprar nada, si no con la firme decisión de confesarle mi infinito amor hacia su persona y concretamente hacia su estupenda sonrisa y sus fabulosos melones.

Era yo más mayorzote que cuando de niño tú te dejabas los ojos en el escote de tu cajera, pero no tenía los kiwis lo suficientemente trabajados como para saber sacarles partido, así que cuando llegué a su caja y me enfrenté a ella, decidido como estaba a que la relación pasara de ser platónica a lúbrica sólo me salió: "adiós, guapa" al despedirme.

Es increíble lo gilipollas que a veces uno se puede llegar a sentir.

Publicado por Rorschach Kovacs
Jueves, 20 de diciembre de 2012 | 12:31

Para que luego hablen de las magdalenas de Proust, usted si que sabe entresacar lo mejor de su pasado…xD

Publicado por Tripi
Jueves, 20 de diciembre de 2012 | 13:09

Me he follado a un montón de cajeras del súper, de todos: del Carrefour, del Pryca, del Erosky, del Mercadona, del Lidl, del Súper de El Corte Inglés. Una vez me follé hasta la cajera de una carnicería para moracos, juaaaaaaaaaaaa¡¡¡, con la cofia o capucha ésa que llevaba en el tarro.

 

Es mi forma de obtener vales-descuentos.

 

Saludos, mamón.

Publicado por Cabronidas
Viernes, 21 de diciembre de 2012 | 11:04

Tripi, cabrito desalmado, pues vivo delante de un supermercado de la cadena alemana Aldi y no lo has mencionado. Y oye, hay una cajera que no está nada mal...


Bueno, Sr. Pérez, imagine que usted le dice algo que ella cree inapropiado para el momento en cuestión y le suelta que es un gilipollas. Entonces la cosa cambia; como ya debe saber, es infinitamente diferente sentirse gilipollas a que alguien se lo diga; con o sin convicción. Por cierto, ¿era guapa de verdad?


Jajaja, mi buen Rorschach, para ser un antihéroe hace gala de un brillante sentido del humor. Aunque le confieso que el post en cuestión lo escribí después de un almuerzo tardío (choco chips empapados en leche desnatada). La única asociación que se me ocurre ahora es que las tetas dan leche, y que mis preciados choco chips jamás llegarán a ser tan conocidos como las magdalenas del señor Proust. Por cierto, en la película "watchmen", usted es mi preferido.

Publicado por cronicas vienesas
Mi?rcoles, 27 de abril de 2016 | 15:02

Jajajaja. ¿A los tres años, pervertidooo??? Jajajaja, vaya tela.
Por cierto, no sé qué tenéis todos con las cajeras, estoy por cambiar de profesión aunque ya me pilla un poco mayorcita :P
Besos 

Publicado por Cabronidas
Mi?rcoles, 27 de abril de 2016 | 15:46

Bueno, Celia, si te pones un escote en V... Tongue Sonrisa Gigante  
 

Publicado por lizzie
Jueves, 28 de abril de 2016 | 18:31

427 visitas !!! joooooooooBrindis

Publicado por Cabronidas
Jueves, 28 de abril de 2016 | 18:40

Bien, este artículo tuvo cierto éxito. Brindemos, jo. Brindis

Publicado por Cosa
Mi?rcoles, 08 de noviembre de 2017 | 5:22

Sport �? Damen Rolex Präsident Aktivitäten. Die Om Sport,ega Speedmaster Replica Rolex Meisterwerk Männer ' s Racing Automatik Uhr Replica Rolex Pearlmas Herren Hikingschuhe,ter Damen für Renntraining gebaut und verfügt über ein Tachymeter-Lünette. Das schwarze Zifferbla Damenbekleidung,tt wird erstellt, um Aussehen Reifen tritt und das Gesicht hat drei Chronographen Zähler, Baton Damen stiefel,Hände, orange hour Markierungen und ein Datumsfenster.

Publicado por Cosa
Martes, 05 de diciembre de 2017 | 8:37

Herren d geliebt Einsen. Um Ihre durch dreidimensionale Elemente möglichst unvergesslich zu machen. Di Herren,eser Effekt lässt sich mit Bändern, Klebstoffe, Pailletten, oder elegant und strukturiertem Feinpa Wintermäntel,pier in klassischen Farben. Wenn die Zeremonie vorbei und Sie sind glücklich verheiratet, feiern Si daunenjacke damen,e nicht, wie Sie in der Endzone von einem Football-Spiel. Sie und Ihr Ehepartner sollten welche Reaktionen habt ihr, und es ist am besten, wenn Sie sowohl freundlich lächeln und Sie den Gang gehen gemeinsam 

Publicado por Cosa
Viernes, 02 de febrero de 2018 | 10:46

på nätet händelse av ett elektriskt eller styrenhetens funktionsfel. Om du väljar till förvarar patientjournaler manuellt eller i akter, dessa måste vara låst,på nätet, i ett säkert område när kliniken är stängd eller äventyras.•Om datorn nödsituationer händer, documentationconcerning förlust av data eller misskötsel,Skinnjackor dam, av patientinformation måste bekräftas omedelbart fast och planer för att förhindra framtida skador eller haverier. HIPAA kräver dessa backup planer a,Korta kappor dam,tt skrivas ned och tillgängliga för anställda följer.•HIPAA Training behöver formell utbildning needsto avsöndra på en regelbunden bas. HIPAA rekommenderar att denna utbildning inte vara mindre än en gång per år. Anställd medvetenhet, lösenord, arbetsstation och programvara plus virus information och kritisk dator