Jueves, 04 de abril de 2013

Siempre pasa lo mismo, es decir: cuando se te avería el coche, todos aquellos que te rodean resulta que son excelentes mecánicos que ya querría para sí cualquier escudería de Fórmula 1. Pero tú sabes que esas mismas personas nunca han utilizado una llave inglesa. Cuando contraes una gripe o un simple constipado, o te diagnostican hipertensión o hipercolesterolemia, resulta que todos tus conocidos poseen unos conocimientos médicos tan amplios que hasta podrían dejar en evidencia al farmacéutico; aunque tú sabes que esas personas se auto medican sin leerse nunca el prospecto. Y cuando el peso de la justicia cae sobre ti, resulta que todos los de tu entorno social dominan la abogacía de manera tan virtuosa, que Perry Manson no es más que un chiste con mal sabor añejo.


Os confieso que en el pasado he conducido muchísimas veces en avanzados estados de embriaguez, cosa de la que me avergüenzo profundamente (debe ser la madurez). Y debo reconocer pese a todo que he tenido muchísima suerte: jamás tuve un accidente ni maté a nadie con mi inconsciencia ni, obviamente, me maté yo. Pero cuando tientas a la suerte una y otra vez, esta acaba por darte la espalda y debes enfrentarte a las consecuencias de tu irresponsabilidad.


Un sábado de madrugada di positivo en un control de alcoholemia. Seguidamente y como cometí una grave infracción, los mossos d'esquadra, que en todo momento me trataron con absoluta corrección y respeto, procedieron al ritual correspondiente. El coche lo inmovilizaron con el cepo. Me sancionaron con dos mil euros de multa y la retirada de mi carné de conducir por un tiempo no inferior a dos años. Seguidamente me dieron cita para el lunes a las nueve horas para la celebración de un juicio rápido por lo penal. Me leyeron mis derechos en catalán y en castellano y me preguntaron si los había entendido. Finalmente, me ofrecieron la opción de llamar a alguien desde el teléfono de su furgoneta para que fuera a buscarme y llevarme allí donde fuera que tuviera que ir.


El mismo día del juicio conocí al abogado de oficio que me asignaron: claro y directo. Me mostró un gráfico donde se ilustraba con claridad, todas las sanciones económicas que existían en función de los resultados del control de alcoholemia, así como el tiempo de retirada de la licencia de conducir. Me explicó que si hubiera marcado 0,50 o un valor inferior se podría considerar la posibilidad de alegato en función de mi peso y estatura, además de que la sanción hubiera sido por vía administrativa. Yo di 1,10 la primera vez y 0,99 la segunda, con lo cual la sanción fue por vía judicial o penal (no recuerdo exactamente el término) y no había nada que alegar.


No obstante, el abogado de oficio me explicó que al no tener antecedentes, no lo tenía muy mal. Mi abogado debía entrar en la sala y comunicarle al juez y a la fiscal que su cliente, o sea yo, aceptaba mi culpabilidad y la sanción impuesta, con lo cual, automáticamente, dicha sanción se rebajaría en un treinta por ciento (creo recordar). Le dije que adelante y así fue. Cuando salió me dijo: "Vale, dentro de cinco minutos nos van a llamar. Hay tres sillas delante del escritorio del juez. Tú te sentarás en la del medio, yo a tu izquierda y la fiscal a tu derecha. El juez te leerá todos los hechos ocurridos desde que los mossos te dieron el alto: fecha, hora, inicio, procedimiento y finalización de tu sanción. Te preguntará si los datos son correctos, contesta sí y luego te dictará la sanción que debes cumplir. ¡Ah! Es posible que te haga algunas preguntas, pero puedes contestarlas o no. No afectará a tu sanción".


El juicio duró de diez a quince minutos. En todo ese tiempo, desde que entré hasta que salí de la sala, en ningún momento la fiscal apartó su mirada de las medias que vestían sus piernas cruzadas. Todo quedó en ocho meses de retirada y quinientos euros a pagar en plazos o de una vez. La verdad que no salí insatisfecho, sin embargo, el abogado de oficio me dijo que esto aún no había acabado: era su obligación cursar una solicitud a la comisión de justicia gratuita para que no tuviera que correr con los costes del juicio. Es decir, me explicó que esa comisión, básicamente, es la que se encarga de dictaminar si soy solvente o insolvente.


Mi abogado de oficio, claro y directo como dije más arriba, me dijo con toda seguridad que tendría que pagar. Pasada una semana de la celebración del juicio, me llegó una carta cuyo remitente era "Comisión de asistencia jurídica gratuita", donde me solicitaban el envío a sus dependencias de un montón de burocracia que acreditase mi situación económica. Yo llamé al número de teléfono y pregunté: "qué pasa si no envío nada de lo que me pedís", y contestaron que me imputarían no sé qué, no sé cuántos y en definitiva, que me darían duro y fuerte por el culo. Así que envié todo el papeleo solicitado, y como que soy altamente solvente y cobro un buen pastizal cada mes, tuve que pagar mil cien euros. Y os estoy hablando de hace unos... nueve o diez años aproximadamente.


¿Qué os quiero decir con todo este rollazo? Que insolvente es aquel que no tiene ni mierda en los bolsillos y a buen seguro el estado se encargará de comprobarlo. Que las películas son mentira, de verdad. Si el coche se avería llevadlo al taller de confianza. Si decidís auto medicaros en lugar de supervitaminaros y supermineralizaros como  nos decía Súper Ratón, no lo hagáis en exceso. ¡Ah, se me olvidaba!: ya no soy aquel irresponsable enloquecido carente de conciencia. Puede que continúe estando algo loco todavía, pero aprendo rápido la lección con tan solo un guantazo que me den. Hace tiempo que practico el civismo y las buenas maneras. Además ¿quién coño iba a hacer caso a Steve Wonder cuando decía eso de "si bebes, no conduzcas"? Si él no conducía porque no veía, que si no...


 

 


Tags: Embriaguez, control de alcoholemia, mossos d'esquadra, fiscal, juez, justicia, zer bizio

Regurgitado por Cabronidas @ 0:41
Supuraciones (18)  | Enviar
Supuraciones
Publicado por viuda negra
Jueves, 04 de abril de 2013 | 3:28

Ohhhh que hombre tan cívico eres. Se nota que has pasado la barrera de los 40. Enhorabuena. Ahora cuando te emborrachas coges un taxi para volver a casa?? o te emborrachas en la intimidad del hogar para no dañar tu imagen pública jjajaja . Te invito a emborracharte conmigo y te prometo que no te haré fotos desnudo y borracho para chantajearte jajjajaja

Publicado por Cabronidas
Jueves, 04 de abril de 2013 | 11:35

Jojojo, viuda negra. Para cuando yo acabara borracho a ti habría que cogerte con pinzas del suelo o esperar a que salieras del coma. Además, seguro que si te emborrachas la cabeza te da vueltas y empiezas a hablar en idiomas raros.caida de mandibulas

Publicado por viuda negra
Jueves, 04 de abril de 2013 | 15:12

 jajajajaj con que bicho en el suelo y pinzas....a mi???jajajaja yo tengo unos polvitos que suelo poner en algunas copas y te aseguro

que el bicho serias tú. Por otra parte yo sabría sin tanto papeleo si el encausado es solvente o insolvente en un plisplás, viendo su coche

y la marca de la bebida objeto del marronazo, pues ya está, y si fué con Don simón pues más insolvente ya no se puede ser jajajjaajj te

aseguro que así en los juzgados se acelerarían los trámites burocráticos.

Publicado por Sincopada
Jueves, 04 de abril de 2013 | 23:23

Ohhhh!!! Por favor!!! Yo tengo ese disco!!! Cómo me gustaban Zer Bizio...mare meua...Cabrónidas, leer tu blog amenudo es como hacer un viaje en el tiempo. Musicalmente, sobre todo,en lo referente a lo etílico, comoyo no bebo.......

Kisses.

Publicado por Cabronidas
Jueves, 04 de abril de 2013 | 23:24

Por aquel entonces no tenía el coche que tengo ahora. Y aunque hubo un tiempo que le dí duro al calimocho, el Don Simón no me gusta. De todas maneras, como que con total seguridad te emborracharías antes que yo y quedarías totalmente inservible, debes saber que no abusaría de ti.hacer pedazos

Publicado por Cabronidas
Jueves, 04 de abril de 2013 | 23:30

Esta canción, Sincopada, es su canción bandera, por decirlo de alguna manera. Y como bien sabrás, la discografía de estos tíos vale la pena un montón. Por cierto, si vas conduciendo "tajá" y los mossos te dan el alto, pasa de ellos y te das a la fuga, que me parece que sale mucho más barato.Desgaste

Publicado por Sincopada
Viernes, 05 de abril de 2013 | 7:38

A mí me gustaban mucho unos que se llamaban Baldin Bada y otros que eran Malos Tratos...joder, qué tiempos aquellos. No recuerdo haber conducido especialmente "tajada" (o no "mucho") pero sí tuve una laaaarga época que siempre iba tripada por Barcelona con mi Vespino, y te aseguro que los semáforos parecían caleidoscopios pizpiretos....no sé ni cómo estoy viva ni cómo aún funciona mi cerebro.

Las drogas no son malas, somos nosotros.

(Quiero, no, exijo, ver ese Harlem Shake Monstruacionario si se llega a hacer!!)

Kissesssss.

Publicado por S.R.
Domingo, 07 de abril de 2013 | 2:51

 Hola soy Super Ratón ... Pues si amiguitos supermineralizaros y supervitaminaos como dice Cabronidas y llegaréis a mi edad 200 años que para un ratón es como  400 y beber cerveza en abundancia que tiene hierro y minerales y whisky que es bueno para la circulación y vino que dilata las arterias coronarias y  follar con moderación que eso desmineraliza por la pérdida de fluidos, pero si eso ocurre os remineralizáis y vuelta a empezar jajjaja amiguitos vuestro amigo SuperRatón os quiere ayudar, os amo, Dios y yo somos uno.

Publicado por S. W
Domingo, 07 de abril de 2013 | 2:59

 Hola soy Steve Wonder, y si, soy ciego de nacimiento, pero la publicidad que yo hice sirvió para que tomaran conciencia de que conducir borracho equivale a ir ciego, lo pilláis ??? jajjajaja . Y a ti Cabronidas por haberte acordado de mi cuando ya nadie sabía que existía te hago heredero de mis gafas emblemáticas el día que yo muera, lo tendré en cuenta y lo pondré en mi testamento.

Publicado por A de O.
Domingo, 07 de abril de 2013 | 3:05

 Hola soy el Abogado de oficio, uno de tantos, aprovecho para decir que los abogados de oficio cobramos una mierda y encima tardan en pagar. Vaya mierda de justicia y de país. Voy a emborracharme que es la mejor manera de entender a mis defendidos por ir borrachos y empatizar con ellos, y así me se poner mejor en su pellejo y los defiendo como si me defendiera a mi mismo.

Publicado por Fiscal
Domingo, 07 de abril de 2013 | 3:12

 Hola soy Fiscal, estoy buenísima de la muerte, y tengo unas piernas largas y estilizadas, y suaves al tacto, y que buena estoy y a mi que coño me importa lo que me cuanta el abogado de oficio este...... blablabla bla  yo lo que quiero es mirarme al espejo y ver lo guapa que soy.

Publicado por P.M.
Domingo, 07 de abril de 2013 | 3:18

 Hola soy Perry Manson, quién me llama, estoy en el más allá resolviendo casos difíciles de crímenes por resolver y he oído una voz que me llamaba, acaso Cabronidas estas haciendo una sesión de espiritismo?? no juegues con esto chaval, pierdo mucha energía en el viaje y  no estoy pa tontás.

Publicado por mosso
Domingo, 07 de abril de 2013 | 3:23

 Hola, bona nit, yo soy mosso  y trabajo deteniendo a los borrachos conductores, a cuantos más detenga más cobro, es como salir de caza, a más cabrones que pille pues más pasta que me llevo.

Publicado por J de T.
Domingo, 07 de abril de 2013 | 3:29

 Hola soy Jefe de Taller de confianza, y con toda la confianza cuando me traigáis el coche os tangaré todo lo que pueda, os cambiaré las bujías, la tapa del delco, el cigarral, la caja de cambios, el aceite, el anticongelante, y con un poco de suerte el motor y la chapa. Total 8.000 euros de nada, y precio de amigo porque soy de confianza que sino vete a saber, con tanto desalmado os pilla uno que os cobra el IVA y os lo pone más caro.

Publicado por insolvente
Domingo, 07 de abril de 2013 | 3:31

 Que soy el insolvente, que no tengo ni mierda en el bolsillo, ni tan siquiera bolsillo, que lo que poco que tenía me lo he bebido, que otra cosa puedo hacer, ahora me toca pedir pasta a los amigos o pedir limosna, no me queda otra.

Publicado por Juez
Domingo, 07 de abril de 2013 | 3:37

 Soy el Juez, pero estoy quemaó, yo no quiero casos de poca monta como estos de borrachos desconocidos, yo quiero hacerme famoso y llevar casos importantes como el de ortega Cano o el de Bárcenas o así. Quiero ser famoso como el del caso del undargarín, aunque me da que ese puede sufrir una accidente en extrañas circunstancias en cualquier momento, no me gustaría estar en su pellejo.

Publicado por Alonso
Domingo, 07 de abril de 2013 | 3:45

 Si, yo soy Alonso el corredor de Fórmula 1, que el cuello lo tengo así de ancho y corto porque soy un robot articulado y me han hecho así de mal, porque llevo el mecanismo escondido y no me han podido hacer el cuello mejor, soy una máquina igual que el coche que conduzco, me buscan novias para disimular y que parezca humano, pero no me han hecho sexo, que pena, sería una máquina perfecta si pudiera follar.

Publicado por Cabronidas
Domingo, 07 de abril de 2013 | 12:37

Vomitona