S?bado, 04 de mayo de 2013

Jeff Hanneman, natural de Oakland y criado en Long Beach, murió el pasado 2 de mayo del 2013 a la edad de 49 años. Naturalmente, si no estás metido de lleno en el mundo del heavy metal, no solo no te importará lo más mínimo su fallecimiento, sino que tampoco tendrás las más remota idea de quién te estoy hablando. Si por el contrario y como el que suscribe, estás metido hasta las cejas desde hace ya un buen puñado de años, tan desafortunada noticia te habrá dejado totalmente descuadrado y falto de reflejos. Jeff no era un virtuoso con su instrumento, pero sí era un grandísimo guitarrista, compositor y miembro cofundador de Slayer, uno de los combos más letales e hirientes de cuantos se conocen en toda la historia del thrash metal, estilo que contribuyeron a crear de manera innegablemente brillante.


Hace ya unos doce años, Chuck Schuldiner, uno de los guitarristas más precoces, virtuosos e influyentes del death metal nos dejó a causa de un glioma con 34 años de edad, pero su legado es enorme. Así como Ronnie James Dio, una de las voces más talentosas del género, cuya luz se apagó hace ya tres años a causa de un cáncer. O la terrible muerte de otro guitarrista mágico como era Dimebag Darrell, asesinado de un balazo con 38 años de edad en plena actuación en diciembre del 2004. Podría seguir y seguir y mostraros una lista que empieza a ser ya dolorosamente larga y que por desgracia solo puede aumentar. Y justo cuando parecía que la muerte nos daba un respiro y pasaba de largo se lleva consigo al bueno de Jeff, truncando una alquimia perfecta que funcionaba como una máquina perfectamente engrasada desde 1983.


Atrás deja para la posteridad una discografía bañada en oro de una magnitud colosal; un hueco insustituible y veintiocho años de giras preñadas de directos absolutamente brutales y demoledores. Jeff se ha ido demasiado pronto; aún tenía mucho que decir con una guitarra sobre un escenario, y muchos seremos los que le echaremos de menos cuando vayamos a ver a Slayer y haya otro en su lugar. Pero sabiendo como se las gastaba con su instrumento, a buen seguro estará en el infierno burlándose de nosotros, estúpidos mortales.



Tags: Slayer, thrash metal, Jeff Hanneman, música, guitarrista

Regurgitado por Cabronidas @ 8:44
Supuraciones (6)  | Enviar
Supuraciones
Publicado por lizzie
S?bado, 04 de mayo de 2013 | 13:55

  Descanse en paz, me uno a tu homenaje, ya nos lo encontraremos en el infierno jajjaaja, ahora podemos seguir disfrutándolo en este 

vídeo gracias a ti.

Publicado por Cabronidas
S?bado, 04 de mayo de 2013 | 15:07

La verdad que me ha jodido más de lo que pensaba. Veremos que ocurre con Slayer a partir de ahora, aunque auguro que nada bueno.

Publicado por Blue
S?bado, 04 de mayo de 2013 | 16:08

Sí, lo leí ayer, y me llamó la atención que relacionaran el problema hepático con una miserable picadura de araña. En fin, eso es lo de menos.

Cuando pasan estas cosas nos damos cuenta de los momentos de felicidad (o algo parecido) que a veces los artistas nos regalan.

A algunos ya los voy echando de menos sólo por el hecho de verlos irse haciendo viejos.

Saludos.

Publicado por Cabronidas
S?bado, 04 de mayo de 2013 | 16:49

Saludos, Blue.

Es algo bastante insólito. Picadura de una araña venenosa en el brazo en 2011. Jeff retirado de toda actividad musical. Injertos de piel en el brazo e incesantes idas y venidas a los quirófanos. Parece que progresa bien: tiene que volver a aprender a andar y recuperar con mucha paciencia la movilidad del brazo. Pasa el tiempo y un buen día Jeff reaparece con una mejora notable, pero todavía no está apunto para implicarse al cien por cien y de repente, así sin más, la picadura de araña deriva en una fascitis necrotizante que resulta mortal debido a una deficiencia hepática.

Como dices, es lo de menos, la verdad. Es curioso a la vez que patético, lo mucho que te puede llegar a joder la muerte de una persona cuando, no solo no la conoces, sino que nunca has tenido ningún tipo de trato con ella.

Publicado por Maniac
S?bado, 04 de mayo de 2013 | 18:53

Tío, te leo hace tiempo pero nunca decía nada. Y resulta que hoy entro en tu blog y me entero de la noticia. No me lo acabo de creer; estoy alucinando. Yo crecí con Slayer y no me hago a la idea de unos Slayer sin Jeff, todo un icono en esto del metal que tanto nos mola. Y de patético nada, Cabronidas, me he puesto a mirar por internet, redes sociales y tal, y miles de personas en todo el mundo se hacen eco de tan triste noticia. En fin, como dice un colega mío, nos vemos en el "south of heaven".

Publicado por Sincopada
Lunes, 06 de mayo de 2013 | 20:05

Slayer serán reconocidos con el tiempo.

Rest in peace....in hell.

(Y tanto mediocre aun vivo, hay que joderse....)

Kisses.