Mi?rcoles, 17 de julio de 2013

Se me ocurren dos razones por las cuales un frigorífico puede estar vacío: una porque se llena poco y otra porque se vacía mucho. El resultado de las dos opciones es el mismo: un aparato que siempre me supera en altura, inanimado y vacío. En días de extremo calor en los que me pregunto por qué aún no tengo aire acondicionado, pero sí tengo la certeza de que piscina y playa serán inútiles, aprovecho esos vacíos para introducir la cabeza en él y además, como que llevo el pelo muy corto, cuento con la despreocupación de que no dejaré pelo en la mantequilla.


Primero me desnudo y practico unos estiramientos de espalda, empezando, como me enseñó mi profesora de gimnasia de E.G.B., por la parte superior o cervical y bajando hasta la zona lumbar, ya que la torsión del cuello para colocar la cabeza en tan complicado ángulo castiga severamente la columna. A continuación, meto la susodicha en el estante más apropiado a mi altura, que hoy y en mi caso, y después de resituar el eterno paquete de flanes de vainilla, estaba ocupado por una butifarra blanca y una butifarra negra. Por razones que desconozco y dese luego no podemos atribuirlo a la etnia, la negra siempre supera en tamaño a la blanca.


Hoy me quedaban esos dos símiles fálicos de carne a escasos centímetros del ojo derecho. Cada uno carga hacía el lado que prefiere y la sensación de agradable frescor en la zona occipital, combinada con la estupenda visión en macro de las butifarras, daba al conjunto cárnico una peculiar perspectiva bizco-estrábica solo disfrutable en la más estricta intimidad. Si la temperatura sobrepasa los cuarenta grados Celsius, para aumentar la efectividad de enfriamiento, se puede complementar el proceso metiendo los pies en el cajón bajo del combi, que en mi caso y por razones de tamaño, necesitaré un cajón para cada pie; pero eso es a gusto particular de cada usuario, en función del potencial de su acaloramiento.


Se me olvidaba un detalle básico: es fundamental meterse en la boca la tarjeta sanitaria antes de introducir la cabeza en el frigorífico, ya que cabe la posibilidad de distraerse y permanecer ahí más tiempo del razonable, entrando paulatinamente en un estado de semiinconsciencia y precongelación que impediría el normal funcionamiento de cualquier órgano destinado, por ejemplo, a marcar el número de urgencias. La solución doméstica a esos despistes que nos pueden resultar caros en caso de que el SEM llegue tarde, consiste en aguantar la respiración y tratar la zona afectada con cuatro segundos de microondas.


La efectiva pero arriesgada práctica de este método, no es recomendable con otros órganos del cuerpo en el caso de que el usuario sea del género masculino, ya que por el efecto reductor del frío, además de las posibles congelaciones, la depresión y el posterior suicidio serían inevitables.


Post scriptum.: siempre que tengo mucha, mucha calor, más que en la cerveza, pienso en el color azul, humedad y agua. Como en este vídeo de este cuarteto de genios.


 


Tags: Calor, nevera, frigorífico, butifarra, urgencias, system of a down

Regurgitado por Cabronidas @ 2:29
Supuraciones (6)  | Enviar
Supuraciones
Publicado por lizzie
Mi?rcoles, 17 de julio de 2013 | 2:51

Pues yo si tengo calor me desnudo y me abanico, no estoy tan loca como tú jajjaja

Publicado por Cabronidas
Mi?rcoles, 17 de julio de 2013 | 2:59

Abanicarse es muy cansado y no muy efectivo ¿no? Ay, lizzie, por un momento, te he imaginado desnuda, tu piel perlada de sudor y dándole con gracia y salero al abanico.Sonrisa Gigante

Publicado por lizzie
Mi?rcoles, 17 de julio de 2013 | 13:28

Después de oir este tema prefiero que me imagines como una sirena de cola y pelo largo nadando en el mar azul, huyendo de un tiburón que eres túuuuu jajjajajajjaja que temazo!!!! genial.

Publicado por Cabronidas
Mi?rcoles, 17 de julio de 2013 | 14:26

Las hay que seducen a los pobres mortales con su canto y las hay que tocan, como si lo acariciaran, algún instrumento. Habrá que añadir a las diversas mitologías existentes, las sirenas que llevan abanico. De ser yo un tiburón, sería el tiburón unidental; aquel escualo que hizo buenas migas con Aurelio Tamayo.Gui?o

Publicado por lizzie
Jueves, 18 de julio de 2013 | 1:13

Jooo!! Que temazo el del tiburón..no quiero ir de prota comentarista  de tu post pero mola tu música tiburoncito jajaja que lo sepas barracudoooo que molas !!

Publicado por Cabronidas
Jueves, 18 de julio de 2013 | 23:06

Tú comenta las veces que creas que tienes que comentar. Si te gustó la canción, el primer disco del grupo (sacred reich) vale la pena un montón. Y cuidadín si vas a la playa este verano, que el marrajo unidental existe.Avergonzado