Lunes, 02 de septiembre de 2013

Cada vez que oigo hablar o leo algo de la película Fóllame, la recuerdo como aquella deposición fílmica de estética deplorable salida de la novela con mismo título, que sin ser pornográfica contiene secuencias de sexo explícito. Supongo que de ahí su incomprensible polémica, aparte de que las flojas escenas de violencia rayan el insulto directo al espectador menos exigente de lo mal ejecutadas que están. Y es que os aseguro que esta conocidísima escoria del celuloide no vale ni para pasar el rato.


La historia nos presenta a dos mujeres que viven en barrios marginales. Por un lado está Nadine, que se gana la vida como prostituta, y por otro lado está Manu que protagoniza películas pornográficas. Trabajos que la sociedad en general, por muy moderna y tolerante que se quiera vender, sigue considerando supuestamente amorales, indignos y vejatorios. Un día, Manu y una amiga son violadas salvajemente por un trío de indeseables con las pollas más hambrientas de lo debido. Manu, acostumbrada a ser penetrada sin deseo por varias pollas desconocidas como medio de vida, regresa a casa como si nada ilegal le hubiera ocurrido. En una acalorada discusión con su hermano sobre lo acontecido, Manu lo mata de un disparo en la frente con la pistola que este pretendía utilizar contra los violadores.


En otro lugar de la ciudad, Nadine también mantiene una fuerte trifulca con su compañera de piso, cuando esta la desprecia e insulta por su dependencia esclavista que mantiene con su amigo proxeneta al que tiene que ir a ver para hacerle un favor fuera de los márgenes de la ley. Sin embargo, su amigo muere acribillado a balazos algún rato después de que Nadine, ofendida por las palabras de su compañera, la asesina en un torpe forcejeo estampando su cabeza repetidamente contra el suelo. El destino, que es caprichoso y no hace más que jugar con nosotros a su antojo, hace que Nadine y Manu se conozcan y... ¿Qué pasa a continuación? Puede que tan poca elaborada premisa intente servir de justificación para el posterior desarrollo de la película, con lo cual intuyes que estás ante una producción pretenciosa que intenta provocar sin conseguirlo, muy obvia y extremadamente previsible.


Lo que ocurre a continuación es que Nadine y Manu están hastiadas de que la cruda realidad de sus miserables vidas las abofetee una y otra vez. Se reconocen como dos perdedoras, dos víctimas del infortunio más injusto, dos almas gemelas asqueadas por unas vidas que quizá les vendieron rotas y por la violencia machista. Llenas de rabia y desubicadas en un mundo de hombres que probablemente siempre han odiado, deciden iniciar una especie de enloquecida cruzada catárquica, preñada de sexo, drogas y asesinato, consistente en follarse y matar a cualquier hombre que se les cruce en su sangriento camino sin retorno.


De todas maneras, siempre diré que en el mundo del cine vale absolutamente todo, y en favor de este excremento de bajo presupuesto y de rodaje menos que mediocre, debo decir que la banda sonora está bien elegida y es altamente aprovechable. Y para ser más que justos, la novela, aunque no mucho, está algo mejor, lo cual tampoco es nada difícil. Así que ya sabes: si eres una feminazi, semejante bodrio te encantará y hasta puede que te sientas identificada y te masturbes incluso. Si como yo, te gusta tanto el cine que estás dispuesto a tragarte lo que sea, después de verla al menos podrás opinar.


Y oye, que si eres un misógino malnacido, sin lugar a dudas tu película es Murder set pieces.


 


Tags: fóllame, polémica, Virginie Despentes, Nadine y Manu, Las vulpess, Baise-moi

Regurgitado por Cabronidas @ 14:00
Supuraciones (3)  | Enviar
Supuraciones
Publicado por lizzie
Martes, 03 de septiembre de 2013 | 2:13

Me encanta como cuentas la peli...pero me encantaría más verla junto a tí y comernos unas palomitas juntos jjajajajaja

Publicado por Blue
Martes, 03 de septiembre de 2013 | 10:54

Ni vi la pelicula ni sabía que existía.

Pero siempre pienso que cuando una película se ve hasta el final es porque no debe ser tan mala, jaja.

Saludos.

Publicado por Cabronidas
Martes, 03 de septiembre de 2013 | 15:38

No sé, Lizzie, no sé. A ti te encantaría y yo me quedaría encantado, además de que sería como darle un mechero y una lata de gasolina a una pirómana.Llama  


Qué va, Blue. Solo cuando la has visto hasta el final puedes ofrecer una opinión. Aunque sí que es verdad que hay películas que no he conseguido tragar, por lo que opinar sobre ellas mucho menos.Gui?o