Jueves, 24 de octubre de 2013

El pasado sábado 19 de octubre, fui testigo momentáneo de una farándula abochornante acaecida durante los minutos previos a la apertura de una sala de fiestas y ocio nocturno que se encuentra enfrente de donde vivo. Antaño conocida con el ridículo nombre de Cha Cha Cha, la sala en cuestión ofrecía un evento sin parangón en la Cataluña central que, bajo el nombre amenazador de Famous Face, reunía bajo el mismo techo y la misma noche, a toda una veintena burlesca de parásitos improductivos y lacras sociales, cuya fama y subsistencia en esta sociedad involutiva del mal llamado bienestar, es debida al haber concursado en programas de insalubridad contrastada tales como: Gran hermano, Quién quiere casarse con mi hijo, Un príncipe para Corina y Mujeres y hombres y viceversa.


Refiriéndome a lo antedicho, pude vislumbrar desde la cercanía de mi balcón, a una numerosa caterva de televidentes de diversas edades cuyas cabezas son meros recipientes de serrín, invadiendo cual detestable rebaño adocenado, las inmediaciones de los exteriores de la sala que abrirían sus puertas a las 00.00 horas. Aquella turba lastimosa y aborrecible, se aglutinaba sobre sí misma en un atropello descontrolado de codazos, gritos y empujones, ofreciendo muestras sonrojantes de su condición de antropoides. Llegados a este punto me retiré a dormir, puesto que ese mismo día dentro de pocas horas, la empresa esclavista en la cual vendo mi tiempo requería de mi presencia según convenio.


A las 5.15 horas del domingo salí del parquin y torcí a la derecha. Bordee la rotonda con la precisión de un compás y me incorporé a la vía principal. Cuando pasé por delante de la sala a velocidad moderada, observé en sus cercanías a tres coches de los mossos de escuadra y un coche de la policía local. Así como escasas agrupaciones borreguiles que se iban disolviendo entre susurros y algún que otro pobre diablo reptando por el asfalto en actitud comatosa. Visto lo de la noche anterior, no me extrañó la presencia de las fuerzas represoras y probablemente una vez llegara a mi centro de esclavitud, gigantesco reducto industrial de chismosos y cizañeros, me enteraría inluso sin querer, de los pormenores acontecidos en aquel evento a todas luces degenerativo.


Para no aburrir en demasía y abogando por la brevedad, me enteré de que algunos primates pertenecientes a aquella conmovedora patulea de deficientes cerebrales, se excedieron en su fervor de intentar ser los primeros en hacerse la foto con el guaperas y el cachas, ellas; y con la putilla materialista y la siliconada, ellos, utilizando ambos sexos malas artes y cierta violencia física. De lo ocurrido dentro de la sala nada os puedo narrar, salvo que las que allí acudieron irían con la entrepierna tan húmeda que una sola de ellas bastaría para apagar el sol. Y que ellos irían con las tuberías endurecidas y en alto pugnando urgentemente por ser desatascadas.


Poco pan y pésimo circo.


 


Tags: municipal waste, MYHYV, Un príncipe para Corina, Gran hermano, concursantes, televidentes, sala Marius

Regurgitado por Cabronidas @ 13:09
Supuraciones (10)  | Enviar
Supuraciones
Publicado por AliCeinWTF
Jueves, 24 de octubre de 2013 | 17:30

Publicado por Cabronidas
Jueves, 24 de octubre de 2013 | 17:48

¡Hola, AliCein! Es una triste realidad de hace años: esos programas mandan en sus franjas horarias. Suerte que no podemos meter a todos los televidentes en el mismo saco. Actualmente, Evaristo canta en Gatillazo.Sonrisa

Publicado por Blue
Jueves, 24 de octubre de 2013 | 19:45

Creo que en vez de irte a dormir deberías haber aprovechado que estaban todos allí juntitos y...eso, no dije nada, pero la humanidad te estaría muy agradecida.

No te quiero asustar, pero si esos eran los reclamos, la clientela puede ser algo parecido ¿no?, jaja.

Saludos.

Publicado por Cabronidas
Jueves, 24 de octubre de 2013 | 20:02

Claro, Blue; la clientela suele ser ecuánime al reclamo, y según me dijeron se agotaron todas las entradas.  caida de mandibulas Muchas risas

Publicado por lizzie
Jueves, 24 de octubre de 2013 | 21:41

 Si la gente  saliera ya  bien follada de casa no pasaría eso, y pasarían de esas historias jajajajja

Publicado por Cabronidas
Viernes, 25 de octubre de 2013 | 12:30

Claro; es lo que yo siempre he pensado, Lizzie: cuando alguien va a cualquier lugar que no sea su casa, debe irse habiendo cagado y meado antes, y habiendo follado, mejor que mejor. Después las cosas se ven de otra manera. Flash

Publicado por Ficticia
Viernes, 25 de octubre de 2013 | 21:51

Por eso yo no veo la tv y luego soy mirada como extraterrestre a la hora de comer en la oficina.

Ains... Lo que lamento es que te tocara presenciar semejante espectáculo nada más y nada menos que en tu casa.

Gestos con las manos

Publicado por Cabronidas
S?bado, 26 de octubre de 2013 | 7:15

Bueno, no hay nada que lamentar. Observe todo aquello por voluntad propia y duró pocos minutos. Fue algo así como triste e hilarante; todo a la vez. ¡Que vaya bien, Ficticia! Gui?o

Publicado por Pommette
S?bado, 26 de octubre de 2013 | 21:59

Mucha mierda y poco papel.

No es malo consumir mierda  y circo en pequeñas dósis, lo que nunca se debe es comprar a los payasos. Y si la mierda te la comes, entras en coma.

besos

Publicado por Cabronidas
Domingo, 27 de octubre de 2013 | 6:23

¡Buenas, Pommette! Desde luego, si entro en coma, sería etílico. Así que por mierda no será.Bailando