Lunes, 10 de febrero de 2014

La persona que sin temblarle la voz te dice que vivas cada minuto de tu vida como si fuera el último, como el mayor de los simples y los cretinos, no sabe lo que dice. Si vives con prisa e intensamente cada momento de tu vida por querer ganarle tiempo al tiempo, la espichas en pocos minutos. Vivir sin pausa es de deficientes mentales y no sirve para nada, salvo para que la velocidad se acreciente y acabar en colisión mucho antes de lo deseado. Durante muchos momentos de mi vida, que han sido minutos, horas, días, semanas, meses y años, yo también he sido un deficiente mental (quizás nunca deje de serlo), pero con la madurez y mi lento (o rápido, según se mire) camino a la senectud, voy encontrando un equilibrio. De un tiempo a esta parte, compagino mis cada vez más selectivos momentos de locura, intensidad y entusiasmo descontrolado, con ávidos momentos de curiosidad y tiempos buscados de paro, reflexión y letargo. A veces, paradójicamente, siento una desacostumbrada fusión de intranquilidad y hartazgo. Pero solo en esa delicada armonía de intenciones es como devoro y paladeo la vida: no siempre en una inútil y siempre perdida carrera contra la inflexibilidad del tiempo, ni tampoco vivir en una continua languidez propia de las tardes de verano, que trascurren lentas y pesadas como si nunca fueran a tener fin.





Tags: tiempo, rapidez, lánguido, vida, Cro Mags

Regurgitado por Cabronidas @ 17:07
Supuraciones (13)  | Enviar
Supuraciones
Publicado por lizzie
Lunes, 10 de febrero de 2014 | 17:55

 Palabras sabias, se nota que entras en la madurez y el equilibrio, maestro,  aunque espero no pierdas nunca  tus momentos locos de música jajjaja. BesotesChica muaksss

Publicado por Cabronidas
Lunes, 10 de febrero de 2014 | 18:04

¡Eso nunca, Lizzie! ¡Música y conciertos hasta el fin!Gui?o

Publicado por goodbye kitty
Lunes, 10 de febrero de 2014 | 18:35

Sí.

Razón llevas de la primera a la última línea... pero me has hecho sentir muy necia y absurda. Supongo que esta entrada me pilla en horas muy bajas, y solo desearía quemar el tiempo.

Publicado por Cabronidas
Lunes, 10 de febrero de 2014 | 19:15

Lo de las horas bajas se nota por lo transmitido en tu reciente artículo. Pero, aunque te hayas sentido necia y absurda,  no significa que lo seas, ¡desde luego que no! ¡Eso no lo acepto! Además, Kitty, ¿quién no se ha sentido necio y absurdo alguna vez? Seguro que será pasajero.Gui?o Brindis

Publicado por Salamandra
Lunes, 10 de febrero de 2014 | 19:47

Muy buen texto, amiguito. Será que pienso en ello bastante últimamente, porque tengo ganas de quemar cartuchos y tapar el vacío. Pero el vacío hay que reconocerlo, vivirlo y llorarlo. Y eso es así. Quizás la madurez hace abrir los ojos a eso.

Y hablando de cosas más prosaicas: ¿porqué coño no puedo agregar tu RSS en mi programa de correo?  me pierdo la mitad de las entradas porque tengo que entrar expresamente en la página y no siempre puedo, gggrrrrrrr...

Publicado por BlueBB
Lunes, 10 de febrero de 2014 | 21:56

Eso viene a demostrar que el ritmo es tan importante como el tiempo, o que el tiempo debe administrarlo uno y no los demás, jaja.

Saludos.

Publicado por Cabronidas
Lunes, 10 de febrero de 2014 | 22:30

¡Salamandra! La primera parte de tu comentario sí es buena: "Pero el vacío hay que reconocerlo, vivirlo y llorarlo". En cuanto a lo del RSS, no tengo ni idea. Esta plataforma de blogs (miarroba) es cabrona, ya no hasta para comentar, sino hasta para lo del RSS, por lo que me dices. Ya miraré a ver si puedo aclararte algo al respecto. Gui?o  


Y tanto, Blue. Como haya desfase entre el tiempo y el ritmo, la vida surge desafinada.Sonrisa

Publicado por Jatz Me
Martes, 11 de febrero de 2014 | 9:06

A mi entender es como las carreteras. Tienes tramos en los que puedes ir más deprisa, y otros en los que tienes que frenar un poco. Saber en qué tramo estás ya depende de cada uno. Aquí no hay señales.

Por mí, que cada uno con su vida corra lo que quiera. Siempre que no vaya jodiendo las vidas de los de su alrededor.

El que vaya muy despacio, pues posiblemente se pierda unas cuantas cosas interesantes de hacer. Pero así lo habrá querido.

Publicado por Cabronidas
Martes, 11 de febrero de 2014 | 11:16

Eso está bien, Jatz. Que cada uno corra lo que quiera pero sin provocar accidentes.Gui?o

Publicado por Sincopada
Martes, 11 de febrero de 2014 | 13:53

Bueno, pues faltaba la tercera en discordia, y no voy a ser menos. Me gusta VIVIR. VIVIR y VIVIR. Unos días como una apisonadora y otros "nadeando", algo que a mí me gusta y se me da bien: perder el tiempo siempre es ganar en otras cosas. Pierdo el tiempo siempre que me apetece y como la mejor. En definitva, nunca lo pierdo aunque parezca que estoy mirando las musarañas, mi mundo intrínseco me da grandes placeres.

Vivir no es correr, vivir es VIVIR.

Kisses.

Publicado por Cabronidas
Martes, 11 de febrero de 2014 | 14:17

Claro, Sincopada, vivir es vivir y morir es morir. Follar es follar, comer es comer, dormir es dormir y etc, etc. Tantas maneras de vivir hay como gente campando por el mundo, pero todos  "nadeamos" y nos paramos en la orilla. Lo de perder el tiempo, como todo al fin y al cabo, es meramente subjetivo, ¿no?Gui?o

Publicado por AliCeinWTF
Jueves, 13 de febrero de 2014 | 0:25

A veces queremos no perdernos nada y acabamos perdiéndonos todo. La espichas (joder, me he encantado, te ha quedado muy gráfico) pronto.

Yo tengo ratos de locura, de subidón. Pero hay otros para disfrutarlos con calma, saborearlos.

Senectud? jajajjajajajjajaj Perdona, no te imagino caminando hacia la senectud escuchando música así de cojonuda.

(Pd: me iría de concierto contigo, la verdad)

Besos!!

Publicado por Cabronidas
Jueves, 13 de febrero de 2014 | 14:29

Yo también me iría, Núria. ¡Nunca se sabe!Gui?o Bailando