Lunes, 26 de octubre de 2015

Siempre he creído que el peor y más peligroso de los fanatismos es el religioso. Lo he llegado a maldecir en tantas ocasiones, que solo con la mitad de maldiciones bastaría para matar a la humanidad un millón de veces. Y, acertadamente o no, también lo he hecho con los creyentes cegados de fe y la religión, a la que considero uno de los muchos y más grandes males que infectan a la humanidad.


Hace pocos días, mis profundamente amados y admirados Anthrax, presentaban un single que estará incluido en su esperadísimo nuevo álbum, cuya aparición en las tiendas está programada para el primer trimestre del 2016. Scott Ian, guitarra rítmica de la banda, en referencia al título y letra de la canción presentada, dijo esto: "Me afectó mucho la masacre de Charlie Hebdo además de todos los tiroteos que han tenido lugar en colegios o cines. No me puedo imaginar qué llevará a alguien a pensar que eso es lo correcto. "Se lo mostraré al mundo, haré a mi dios feliz". Eso simplemente es una mierda. No estoy culpando a la religión, no es mi intención pero sí a la gente que lo lleva al extremo, que creen que son jueces, jurado y verdugos de cualquier tío solo porque no cree en lo mismo que ellos. Creo que ese es el Evil Twin (gemelo malvado) de la humanidad. Escribir sobre eso es mi única catarsis".


Probablemente, Scott está mucho más acertado que yo al no culpar a la religión, que aunque sea un instrumento de manipulación y engaño, no toda la culpa es de ella. Eso me hace pensar que la persona que mata a otra porque siente que esa persona ha hecho con su dios (lo que sea) algo que no se debe hacer, es un ignorante de mierda, un devoto enfermo y un hijo de puta. Si cada vez que alguien se burlara de algo que nosotros creemos sagrado e inviolable, reaccionáramos con el asesinato, en pocos días despoblábamos el planeta.


Con toda seguridad, seguiré maldiciendo por millonésima vez.



Tags: religión, Anthrax, dios, fanatismo

Regurgitado por Cabronidas @ 2:27
Supuraciones (0)  | Enviar
Supuraciones