Viernes, 11 de marzo de 2016

Ha llovido mucho, aunque no tanto como en el diluvio bíblico, desde que pisé un recinto de enseñanza. La mejor época escolar que recuerdo fue la acaecida en la década de los ochenta.  Entonces —y antes también— se denominaba E.G.B. y la religión, durante un breve periodo de tiempo fue asignatura obligatoria. Al menos, obligatoria hasta la Constitución. Una vez constituído ese libro con el que tanto le gusta a los populares dar en la cabeza a los independentistas, podías ser adorador de Crom, Odin, Kali, Lilith, Eris o cualquier otra deidad que no fuera la impuesta por aquellos días. La programación televisiva de aquel tiempo gastado no era tan tóxica como la actual, debido a que solo emitían tres cadenas (TV-3 a partir de enero del 84). Lógicamente, a menos cadenas, menos bazofia y menos ciudadanía lobotomizada.



Divagaciones aparte, siento cierta añoranza por algunos compañeros de aula a los que he perdido completamente de vista. Me refiero a aquellos que provocaban que te descoyuntaras a carcajadas. Recuerdo con exactitud algunas de las preguntas de los docentes a nosotros, los discentes. Al Jivia le preguntaron cómo explicaría él qué es una moto, a lo que el Jivia respondió que una moto es cuando Ángel Nieto la arranca y se pone a correr en el circuito. Y si no, cuando le mandaron a Plomo que explicara lo que es una silla. Sin vacilar, Plomo explicó con gran convencimiento que una silla es cuando estaba cansado, la cogía y se sentaba. Lo del Naja fue igualmente sonado, el día que en clase de historia le preguntó el maestro qué clase de ventana es un rosetón, y el Naja contestó con suficiencia que un rosetón es una ventana en forma de rosa.


Ante semejantes contestaciones, las risotadas provocadas fueron tantas que de ser físicas, hubieran abombado las paredes de la clase. El profesor, por su parte, contenía las propias y miraba hacia el techo como suplicando paciencia a un ser superior. Yo, al igual que mis amigos Naja, Jivia y Plomo, también me llevé una gran ovación cuando me preguntaron por las siglas U.S.A. y respondí categórico: unión soviética americana.





Tags: década, profesores, alumnos, colegio, preguntas, contestaciones, el Reno Renardo

Regurgitado por Cabronidas @ 9:00
Supuraciones (7)  | Enviar
Supuraciones
Publicado por cronicas vienesas
Viernes, 11 de marzo de 2016 | 12:20

Me meooo!!! Jajajajaja. Lo tuyo es genial, jajajajaja.
Ahhhh, cómo echo de menos aquellos tiempos en que el Mundo era bastante más humano. Yo en los ochenta ya iba al Instituto y salíamos con una preparación que ya quisieran los de hoy, del colegio igual, no hacíamos faltas de ortografía garrafales, no andábamos pegados a un móvil todo el día. Qué razón tienes con lo de los canales de televisión y cuando ponían el himno de España hasta el perro se levantaba para ir a dormir, jajajaja. Aunque  la vida siempre tuvo sus complicaciones, añoro esos tiempos no por ser joven, sino por todo lo que tú señalas. Yo recuerdo al Padre Costa, jajajaja. Mientras el hablaba le dábamos palmaditas de  halago en la espalda con la mano llena de tiza, el adoraba que lo "adoráramos" y cuando entraba en clase nos poníamos en pie a aplaudira:Viva el Padre Costa!! Y el : gracias, gracias, todo serio, jajajaja.

Besos 

Publicado por Cabronidas
Viernes, 11 de marzo de 2016 | 12:27

¡Hola, Celia! Pues si te has reído con el post (esa era la intención) y a hecho que recordaras un poco tu pasado escolar, en cuanto puedas visiona el vídeo. Te aseguro que no tiene desperdicio. Muchas risas

Publicado por lizzie
Domingo, 13 de marzo de 2016 | 18:59

 jajajajajaj que bueno, que tiempos aquellos, que jóvenes y que música más chula en los 80, inolvidables.Bailando

Publicado por lizzie
Domingo, 13 de marzo de 2016 | 19:00

 jajajajajaj que bueno, que tiempos aquellos, que jóvenes y que música más chula en los 80, inolvidables.

Publicado por Cabronidas
Lunes, 14 de marzo de 2016 | 15:40

En lo musical, una gran década, sin duda. Gui?o

Publicado por la catilinaria
Jueves, 31 de marzo de 2016 | 1:11

Clase de lengua, oración para analizar sintácticamente “En 1492 se descubrió América.” y, frente a esta, una dubitativa joven servidora que comienza un aceptable análisis para cubrirme de gloria al plantar con todo mi cuajo un "sujeto sobreentendido: Colón". Ni le cuento la vergüenza que pasé con las carcajadas de mis compañeros y, que a día de hoy junto con mis amigos, nos siguen provocando al recordar aquellos disparates de esa maravillosa época. Madre mía, cómo se escapa el tiempo  que por cierto, si mi memoria no me falla, ya es su cuadragésimo tercer aniversario ¿no? Vaya, pues le dejo mis felicitaciones con el único presente que permite este medio y que deseo sepa disfrutarlo porque, qué coño, no se cumplen años todos los días. ¡Qué su persona los cumpla feliz!

Publicado por Cabronidas
Jueves, 31 de marzo de 2016 | 13:29

Te has acordado, ¡gracias, Catilinaria! Lo de Aramís Fuster... eh... digamos que... en tu línea. Gui?o Sonrisa Gigante